Vistas de página en total

viernes, 22 de julio de 2022

Experimentos Mentales e Imaginación




Ayer encontré a mi hija y una amiga, las dos de 11 años de edad, conversando sobre ¡la paradoja del abuelo! Si han visto "Volver al futuro" entenderán de qué se trata.

Ellas intentaban comprender el fenómeno del tiempo, de qué pasaría si una volviera al pasado.

Me quedé en silencio, como un observador invisible, con la esperanza de no afectar el rumbo de la conversación (como sabrán en términos cuánticos es imposible no afectar la realidad con la presencia de un observador). Ahí estaba yo, haciendo interferencia y convirtiéndome en parte del asunto.

Les hablé sobre la entropía, sobre la imposibilidad de viajar al pasado en "este universo". Hablamos sobre los multiversos y recordamos las películas Spiderman (Un nuevo Universo) y Doctor Strange (Multiverse of Madness).

Les pregunté si entendían que el tiempo, en realidad, no existe. Y me hablaron de la Teoría de la Relatividad Especial. De cómo la velocidad afecta al tiempo. Recordé la serie Cosmos y a Carl Sagan cuando su explicación me dejó perplejo. Les hablé de la importancia de la imaginación, de la capacidad de los científicos de realizar experimentos mentales para, luego, llevar a las matemáticas sus ideas.

Ellas me dijeron que habían descubierto una forma para explicar cómo la velocidad afecta al tiempo. Les pedí que me lo demostraran.

Mi hija retrocedió un par de metros. Su amiga se sentó en el escritorio con un papel en blanco y un lápiz en mano. Mi hija le dijo "ahora" y ella escribió mi nombre en el papel. Mi hija caminó a paso lento y pasó frente a su amiga. Cuando ya estaba a su costado había escrito "Benjam..." Entonces, mi hija retrocedió nuevamente al mismo lugar, y le dijo "ahora". Mi hija caminó mucho más rápido y, cuando ya estaba frente a ella, vi escrito "Be..."

Esa era la comprobación del experimento mental que habían ideado sobre la teoría de la relatividad especial. "Papá, cuando voy lento ella escribe más y cuando voy más rápido ella escribe menos"

Me quedé helado. Dos niñas de 11 años, con la idea clara de que los experimentos mentales son útiles y entretenidos, habían resuelto una explicación que de otra forma sería muy difícil de entender.

Aquí les dejo un libro sobre este tema y los titanes del asunto. Obviamente mi hija y su amiga entran en esta categoría.

No hay comentarios: