Páginas vistas en total

jueves, 24 de agosto de 2017

La Estupidez que nos Gobierna.

La sociedad tiene una capacidad insospechada para aceptar jefes, patrones, líderes, gobernantes y autoridades de notable incompetencia.
En este post me centraré en la Estupidez, condición con la que viven muchos seres humanos, en cualquier parte del planeta, y que se manifiesta por una notable falta de inteligencia, una lentitud pasmosa para comprender y una torpeza a la hora de decidir y accionar y que, en países como los nuestros, marcan la pauta al ostentar muchos de ellos, posiciones de poder.


Una persona estúpida no sabe que es estúpida porque su estupidez le impide analizarse de forma racional.
Si tú quieres saber si eres o no estúpido, solo debes ser capaz de reconocer tu capacidad de hacer daño a otro, de perjudicarlo cada vez que tomes una decisión. Si eres una persona Inteligente, tus decisiones te beneficiarán a ti y al otro. Si eres Malvado, tus decisiones te beneficiarán a ti y perjudicarán al otro. Si eres Generoso (o Incauto), tus decisiones te perjudicaran para beneficiar a otro. Si fueras Estúpido no podrías saber si tu pensar y accionar sería beneficioso o dañino para el otro y para ti, porque serías incapaz de realizar tal análisis. Por ser estúpido.
Captura de pantalla 2017-08-18 a la(s) 07.35.07
Otra característica marcada de la persona estúpida es que es necia, se ancla en una idea y no deja de defenderla, ya sea en su fuero externo o interno.

Una persona estúpida es muy peligrosa porque es invisible a los ojos de otras personas hasta que es muy tarde. Muchos tienen cara de inteligentes, de ejecutivos eficientes, de promesas del deporte; otros parecen intelectuales, escriben libros, tienen columnas en los diarios; muchos se comportan y hablan como delincuentes, como empresarios sin escrúpulos, como autoridades extorsionadoras. También los hay quienes parecen buenos y generosos, aquellos que reclaman paz y amor al mundo, quienes llenan Facebook de buenas intenciones y el Twitter de pensamientos importantes.
Muchos poderosos aparentan ser Malvados o Incautos, que están beneficiándose sin beneficiar a otro, o dejan de beneficiarse porque están beneficiando a otro (vean el gráfico). Recuerden que los estúpidos están convencidos que contribuyen a la sociedad y al mundo con lo que dicen y hacen, pero el resultado es nefasto tanto para ellos como para su entorno. Aquí unos ejemplos de cómo poderosos que cree hacer el bien o robar bien, en realidad perjudican y se perjudican, mostrando un supremo nivel de estupidez.
1.- Los meten a la cárcel. Los casos son patentes y recurrentes (desde ex presidentes hacia abajo).
2.- Pierden la tranquilidad. Después de algunos años en el poder, viven el resto de su vida perseguidos por la justicia, ajusticiados por los medios y la opinión pública, incluso por sus familiares y por los que fueros sus amigos.
3.- Sufren. Algunos ministros, congresistas, funcionarios públicos, militares y policías pareciera que vivieran un calvario permanente mientras son incapaces de hacer algo útil por su país.
4.- Se desprestigian. Lo destacable aquí es que ellos no se consideran desprestigiados , incluso, muchos terminan publicando libros.
5.- Se empobrecen. En muchos casos, las coimas (que perjudican al otro) pareciera beneficiar al funcionario, pero esto es un engaño típico del estúpido: coimean y se gastan la plata de forma estúpida. A la hora de la jubilación, un funcionario estúpido termina en la peor de las miserias sus últimos años de vida.
6.- Pierden poder. ¿Cuántas golondrinas de un solo verano tiene el establishment de cada país latinoamericano? Muchos dejan todo por la ambición y luego regresan a lo suyo por menos y pierden el poder que alguna vez ostentaron. Patético.
7.- Viven una vida de miseria. En el Estado está casi todo diseñado para no crear valor a la sociedad. Si a eso se le agrega un sueldo paupérrimo, tampoco se beneficia quien trabaja para él. (Parto de la premisa que no pertenece al grupo de los Malvados, sino de los Incautos).
Los Estúpidos pueden ser buenas personas, pero poseen un potencial infinito para hacer daño cuando se les deja actuar. Y es casi imposible organizar una defensa racional contra ellos, porque el estúpido carece de una estructura racional en su pensamiento o en su acción. Una criatura estúpida es más peligrosa que el malvado, porque el malvado se puede predecir, pero al estúpido no.
Lugares en Argentina, Chile, México y Perú con alta concentración de la población en análisis.
En sociedades porosas y manipulables como la nuestra, las personas estúpidas tienen más acceso al poder y más capacidad de hacer daño que en otras donde existen ciertos filtros que impiden su prosperidad y progreso.
Es importante destacar que, para desgracia de los pocos Inteligentes que están allí y los que intentan hacer de su país un mejor lugar, los Malvados se alían con los Estúpidos para gobernar. Imagino que es porque los Malvados son motivados por la ambición y creen poder dominar a los Estúpidos, subestimándolos en su infinita capacidad de destrucción.
Y la población acepta que sea así la cosa. Y eso habla muy mal de todos

PD: Este texto está inspirado en la reflexión del sociólogo italiano Carlo María Cipolla, llamada Teoría de la Estupidez (aquí el link para quien quiera consultarlo)

No hay comentarios: