Páginas vistas en total

sábado, 8 de agosto de 2015

El fin de la publicidad tal como la conocemos.

El desafío es enorme, el desarrollo de ideas líquidas, relevantes, que levanten el interés de todos los medios y canales para lograr exposición orgánica, la democratización de la tecnología y sus aplicaciones en lo cotidiano, el viaje de las ideas mediante la gente y el impacto de ellas en su comportamiento, están reconfigurando la industria de la comunicación.

La actualidad es muy clara, las marcas tienen valor por si mismas y trascienden el producto o servicio que representan. Así, existen actividades de publicidad de marca y otras de productos. Las primeras se enfocan en el desarrollo de la reputación y atractividad para la generación de demanda y la segunda para la impulsación de la oferta en los mercados meta.

La visión tradicional indica que las marcas deben invertir grandes cantidades de dinero en pautas publicitarias para lograr una notoriedad relevante en los públicos a los que dirige. Las evidencias muestran que las mejores campañas marca y algunas de producto se reconocen por invertir menos en publicidad pagada, destinando los recursos en la gestión de producción, enfocándose en la creación de contenidos creativos altamente relevantes para el público, identificando canales adecuados para impulsarlos y obtener una exposición orgánica que supere el alcance, engagement y efectividad de una campaña gestionada solo con pauta pagada. 

Aquí la telco NTT docomo, donde presentan la analogía de la velocidad del 4g con un experimento.






Un aspecto muy importante es lo que llamo "drill down", o cómo los canales entre público y marca adquieren diferentes configuraciones para llegar con el mensaje en diferentes momentos de relevancia (sea para una oportunidad de impacto y relación o una oferta concreta). La cantidad y uso de canales y medios de comunicación se ha incrementado de forma considerable en los campañas con mayor éxito. La consolidación los canales digitales, ya es un hecho y la irrupción del PR y el WoM es evidente.





Fuente: Warc


La emoción y el storytelling, son los recursos creativos más usados, debido a que ya no se habla de campañas sino de plataformas de comunicación. El caso Like a Girl de Always, presenta este punto y el de la multicanalidad.







El público es sensible al entretenimiento y a las campañas con sesgo social como puede ser el activismo. Vodafone en Turquía desarrolló una solución orientada a un problema social evidente. 






Un último aspecto, pero no menos importante, el la muerte de los límites de la comunicación y la distribución, mediante la tecnología. Amazon:







La irrupción del Internet of Things, va a reconfigurar la relación entre las personas, las marcas, los productos y la experiencia. Amazon (de nuevo) ya comenzó con el Dash Button: las marcas están apostando, el retail tradicional tiembla y los consumidores disfrutan.







El desafío es enorme, el desarrollo de ideas líquidas, relevantes, que levanten el interés de todos los medios y canales para lograr exposición orgánica, la democratización de la tecnología y sus aplicaciones en lo cotidiano, el viaje de la ideas mediante la gente y el impacto de ellas en su comportamiento, está reconfigurando la industria de la comunicación.




1 comentario:

Anónimo dijo...

Es increible que solo tengas 682 visitas, sigue asi, deberias escribir mas seguido