Páginas vistas en total

martes, 5 de mayo de 2020

Entre los más golpeados emergerán los más fortalecidos.



Las industrias más golpeadas terminarán creando a las organizaciones más fortalecidas y competitivas.

Existen dos fuerzas que están más presente que nunca en el mundo de los negocios: la entropía y la selección natural. La primera se caracteriza por empujarnos al reposo y la muerte y, la segunda, a sobrevivir y prosperar mediante mecanismos de adaptación, competencia y cooperación.

Mucho se habla de la reinvención como una capacidad que debemos impulsar en nuestros negocios y en nuestras vidas, pero poco se hace de cómo hacerlo, qué palancas utilizar y qué técnicas aplicar. Aquí algunas que considero muy útiles.

Diagnóstico:

1.- Comprender la situación general y definir escenarios para el negocio o la marca.

2.- Entender la situación de tu cliente actual y potencial.

3.- Revisar la relevancia de la propuesta de valor que ofreces a tus cliente y al mercado.

Redefinir tu propuesta de valor:

1.- ¿Qué motivaciones/necesidades tienen hoy tus clientes actuales y potenciales?

2.- ¿Qué barreras existen para que accedan las personas (o empresas) accedan a tus productos, servicios o soluciones?

3.- ¿Qué ajustes o cambios debes aplicar a tu propuesta de valor para que tus soluciones sean muy necesarias y muy accesibles?

La ciencia nos enseña que los cambios medioambientales generan una presión enorme en el desempeño de los seres vivos y en muchos casos ha generado la extinción de especies y la aparición de otras. La mutación es una realidad y afecta ciertos aspectos que luego pueden significar la sobrevivencia y la prosperidad. Sucedió con los mamíferos luego de los dinosaurios, con el homo sapiens en competencia con otras especies homínidas antes de hacerlas desaparecer.

En la sociedad humana, la tecnología es un gran catalizador para las mutaciones sociales y económicas: sucedió entre la carreta tirada por caballos y el automóvil, la luz del fuego y la de la bombilla eléctrica, las cámaras de fotos con papel y los smartphones, los sellos discográficos y las plataformas de música, el cerebro humano y la inteligencia artificial.

Las tecnologías están creadas y disponibles, pero falta que nos imaginemos nuestro negocio en este nuevo contexto y las apliquemos a un nuevo modelo.

- Imaginemos a un distribuidor licores que ahora vende y entrega directamente al consumidor.

- Imaginemos un restaurante convertido en una bodega con delivery.

- Imaginemos a una clínica especializada en telemedicina.

- Imaginemos un supermercado que genera un sistema de suscripción con sus clientes.

- Imaginemos una empresa de cuidado personal que se enfoca en micro transacciones.

- Imaginemos una cadena de cines que se transforma en una empresa de video on demand.

- Imaginemos un restaurante que vive del delivery y su cocina es una dark kitchen.

- Imaginemos un parque de diversiones que se convierte en una compañía de entretenimiento para el hogar.

- Imaginemos un servicio de fiestas en línea.

- Imaginemos una empresa de vigilancia con drones y artefactos con sensores.

- Imaginemos una cadena de grifos cargando tanques de gasolina a domicilio.

- Imaginemos otro restaurante que lleva la magia de su chef a la casa de sus clientes.

- Imaginemos una Telco que ahora vende contenidos y no banda ancha.

- Imaginemos a un colegio exclusivo que amplía su oferta a cualquier parte del país gracias a su modelo educativo blended (presencial-no presencial) y con un precio variable

- Imaginemos un gimnasio que desarrolla un servicio de clases on-demand.

- Imaginemos una marca de ropa deportiva que se dedica a cuidar tu salud.

- Imaginemos una empresa de alimentos que desarrolla un negocio de nutrición.

- Imaginemos una empresa de turismo que desarrolla viajes en realidad virtual.

- Imaginemos una línea aérea que convierte sus aviones comerciales en aviones de carga.

- Imaginemos...

Muchas de estas iniciativas ya existen, otras están en proceso, algunas ideas se están cocinando y otras son solo atrevimientos.

¿En qué se debe convertir tu negocio para que sobreviva y prospere? ¿Qué cambios debes hacer para que se produzca una mutación exitosa?

Imagínalo, ponlo en un escenario, contrástalo contra con lo que necesitan las personas y otras organizaciones y hazlo.


No hay comentarios: