Páginas vistas en total

domingo, 4 de diciembre de 2016

Se abrirán un día ante tus ojos.

Se abrirán un día ante tus ojos las maravillas del universo y la sensación de magia que recorre la vida.

Un día sentirás el aire tibio en una tarde fría tapada de nubes negras que revientan con un ruido que estremece el cuerpo.

Un día te saciarás con agua y serás consciente del placer de la satisfacción de las carencias.

Un día te maravillarás con alguien dueño de un registro mayor del mundo.

Llegará el día que serás atraído por otra persona, sentirás el placer del complemento.

Un día sonreirás por las coincidencias que conforman gran parte de tu existencia.

Antes o después, ¿quién sabe?, el estupor que atrae al miedo tentará atribuirle significados extraños y colocarle nombres divinos a todo.


Un día, algo profundamente íntimo emergerá con la fuerza de un volcán. Ese día serás remecido. Ese día querrás mandar todo al diablo, que es el nombre que le diste a lo oscuro que habita en las personas, donde todo se desintegra. Ese día buscarás respuestas y, si la curiosidad es tu guía y el asombro tu recompensa, las encontrarás y les darás un nuevo significado y podrás terminar tu vida en paz.

No hay comentarios: