Páginas vistas en total

martes, 11 de mayo de 2021

No imagines a Pedro Presidente (1era Parte).

Foto Chicago Tribune


Llegó la hora de darle algunos consejos al equipo de campaña de Pedro Castillo para ver si es posible remontar el huaico. 

Para no repetir las bases estratégicas, pueden revisar los tres posts que dirigí al jefe de campaña de Keiko en este mismo blog (No imagines a Keiko Presidente). Por ejemplo este, o este, o este.

Revertir una tendencia es muy complicado porque todas las variables que la componen ya están calzadas y se suman y potencian unas con las otras. Por ejemplo, las zonas más proclives a la oferta de FP en provincia están siendo cubiertas, como era de esperar; también el refuerzo en Lima, como era de esperar. El trabajo en el frente judicial para permitirle a Keiko movilizarse y protegerla de las acusaciones, también era de esperar. Era de esperar que se les enfrentara en todo debate desde que la desafiaron. Era de esperar que moviera el marco hacia otro lado (desigualdades hombre-mujer, por ejemplo). Era de esperar el alineamiento de los medios con su candidatura, más aún cuando ustedes los amenazaron. Y claro, era de esperar que todos los candidatos de derecha se alinearan porque, lo que sí ha demostrado la derecha en todos estos años, es saber auparse en un solo frente ante la amenaza que ustedes representan para ellos.

Deben reconocer que ustedes han creado el manual de cómo fallar en todos los frentes de una campaña y es hora de usar una técnica muy útil, llamada en el argot de gestión "buenas prácticas". Las buenas prácticas muestran algunas experiencias pasadas que nos enseñan qué hacer y no hacer en situaciones específicas y cuáles fueron sus claves de éxito (o las claves de fracaso).

Tomemos el ejemplo del caso Vizcarra. Cuando se produjo la vacancia de PPK, uno de sus primeros movimientos fue a buscar un enemigo común con la opinión pública: la clase política y judicial corrupta y fue por esta lucha que alcanzó cotas insospechadas de popularidad. Logró un referendum y se deshizo de sus enemigos. Lo que vino después fue un gran error de cálculo (lo que también es un aprendizaje, una vez obtenida la posición de poder), pero lo importante es que pudo hacerse de la aprobación popular enfocándose en un solo punto: explotar el rechazo y odio a la clase dirigente del país, creando un relato que caló en lo más profundo de la ciudadanía.

El odio es la emoción más poderosa, le gana al amor y al temor. Por odio y venganza somos capaces de tirar la casa por la ventana.

El otro punto es el que sugerí a Keiko, manejar el marco del relato: deben tener el control de la conversación, de los temas y los tópicos de campaña. Arrancaron bien hablando de ricos y pobres, de justicia e injusticia, pero ahora el tema ha cambiado a comunista y no comunistas, a mujeres versus hombres, de valiente a cobarde. Así no se puede ganar.

En este sentido, escuchen los análisis de los que saben, por ejemplo, el que propone la idea de que el pobre no es tonto, sino que está limitado, como todos nosotros, por nuestro contexto, que su racionalidad está acotada por su situación y sus condicionamientos. Entender esto es girar el signo del discurso, crear un territorio de justicia basado en las limitaciones de acceso, de posibilidad de logro, de progreso y prosperidad.

El punto clave se encuentra en el siguiente tema: las personas buscamos no gastar nuestra energía en algo que no valga la pena. El status quo que ofrece Keiko es menos exigente que el cambio radical que ustedes ofrecen. Imaginar un futuro diferente es una tarea titánica para cualquier persona, más aun si tiene niveles muy altos de incertidumbre y, por lo tanto, de riesgo. Por eso les sugiero lo siguiente:

1.- Coherencia y consistencia. No pueden convivir dos líderes y dos programas paralelos. Deben sacar a Cerrón de la agenda de campaña: mutearlo y que por ausencia se deje de hablar de él. Sin esta prerrogativa nada dará resultados. El ego es el enemigo principal. No olviden que el objetivo es ganar, luego discuten cómo juega cada uno.

2.- Muestren al candidato como presidente de un país y no un mensajero del presidente del partido.

3.- Acepten los debates y prepárense, es fundamental un media trainer. No hacerlo es abonar al terreno #PedroNoTeCorras, que tanto mal hace a la campaña.

4.- Profesionalícense, a nadie le gusta seguir a un candidato y a una organización que parecen improvisar en todo momento. Hasta ahora parecen el cohete chino comparado con uno de SpaceX.

5.- Pedro es mejor candidato que Keiko, incluso ahora: es más carismático, tiene mejor cámara, se siente y se ve bien cuando habla de cosas comunes. Sáquenle provecho a eso.

6.- Muevan el marco, muestren su vida familiar, denle un rol activo, su familia es muy bonita e inspiradora. La familia sigue siendo el núcleo y unidad más importante en el Perú. Su mujer puede eclipsar a Keiko en las dotes de mater.

7.- Presenten la épica, el recorrido, no la lucha social, no del pobre que necesita reivindicación sino del mérito del modelo que proponen: solidaridad, familia, trabajo, esfuerzo. Inspiren y no den pena.

8.- Garanticen el derecho a la propiedad y al emprendimiento, a hacer plata, a educarse y prosperar. Quien es dueño de un carrito de anticuchos es inmune a la propuesta comunista o socialista distributiva.

9.- Identifiquen un enemigo: insistan en la corrupción, muestren evidencias de abuso de poder. No permitan un contra ataque por el flanco débil que es la gestión en Junín. Defiendan el flanco y ataquen por el otro.

10.- Muestren cómo la derecha criolla y corrupta se une para destruir una nueva posibilidad de cambio.

11.- Intensifiquen la sensación de abuso de poder contra ustedes. Contrasten a los poderosos con la humildad que representa el candidato y su familia.

12.- Sean un ejemplo de la meritocracia andina y contrástela con las evidencias del bando contrario.

13.- Bajen la barrera del miedo y de la incertidumbre: sean más sensatos con las posiciones extremas y entiendan que la propuesta extrema genera malos resultados, muestren evidencias de sus planes y sus cuadros técnicos. Es urgente.

14.- Enfoquen sus energías y recursos: sus bolsas electorales están en los sectores D y E, invítenlos a todos a votar.

15.- Recuerden a los AntiK furibundos por qué ustedes son la opción. No los dejen dudar.


Quedan 26 días.


No hay comentarios: