Páginas vistas en total

miércoles, 13 de enero de 2016

Elecciones 2016: esperemos al 2021.



A diferencia de casi todos los analista y expertos que vaticinan el colapso del sistema político en el Perú dado el proceso eleccionario actual, donde Alan se alía a Lourdes, donde Acuña ingresa como una tromba a punta de dinero y políticos convenidos, donde PPK intenta sobrevivir a la presión y Keiko se sacude a su padre para poner los puntos sobre las íes, desde abajo aparecen un sinnúmero de postulantes con muy pocas posibilidades reales, pero en su mayoría con energía y voluntad para pertenecer a una generación de cambio, con ideas claras, prestigio profesional, sangre nueva que puede perfectamente reemplazar la foto sepiada de los políticos tradicionales en los próximos años. Julio Guzmán, Renzo Reggiardo, Verónika Mendoza, Nano Guerra García e incluso Keiko Fujimori y Alfredo Barnechea, cada uno de ellos, tienen una sólida formación, una ideología identificable, una capacidad de debate y defensa de sus ideas y un partido político o movimiento definible. Todos ellos exponen un nuevo panorama post elecciones 2016.

Más allá de los errores estratégicos en sus campañas (Nano con Luna, Reggiardo a destiempo, Mendoza y su estilo sesentero, Guzmán y su liviandad, Barnechea y su aristocrático enfoque, Keiko y su lucha familiar), es muy bueno que participen de este proceso, la experiencia les servirá para posicionarse en el ambiente político social y como aprendizaje en adelante y convertirse en exitosos sucesores de la generación actual de políticos que ha gobernado por más de 25 años el país.

Este panorama de cambio, es promisorio de por sí.

No hay comentarios: