Páginas vistas en total

martes, 21 de junio de 2011

Entremés

Mis estimados, quiero compartir con ustedes algunas reflexiones.

1.- Todo comienza y termina en las personas.

2.- La marca es importante, el cliente lo es aun más.

3.- La lealtad se pone a prueba cuando cometemos un error. Dicho de otro modo: las marcas trabajan día a día para ganarse la preferencia de las personas y las personas demuestran su lealtad cuando éstas cometen errores.

4.- Pensar que las marcas son como personas es una estupidez. Sin embargo casi todas las personas se relacionan con cosas pensando que tienen personalidad.

5.- La diferencia entre producto y servicio es que los primeros se traspasan en su posesión y los segundos se alquilan. Por eso entendemos que cuando compramos un smartphone este pasa a ser nuestro y el servicio del operador sigue siendo de él: si dejo de pagar, dejo de hablar.

6.- ¿Qué son Amazon, Google, Facebook, Twitter y Starbucks sino plataformas sociales como lo son un parque, una ciudad, un colegio y una universidad, lugares que nos pertenecen en la medida que residimos allí?

7.- ¿Qué son WalMart, Jumbo, Costco, Ikea, Carrefour sino lugares donde podemos ir a apropiarnos de lo que queremos para nosotros (aquellos objetos de deseo o de supervivencia)?

8.- ¿Qué es Citibank, Vodafone, Geico y Lan sino intermediarios efectivos que nos ofrecen obtener de forma más fácil y conveniente lo que por nuestra cuenta quizás no podríamos lograr?

9.- ¿Qué es un Toyota, un Ipod, una Coca Cola, un Red Bull, una Nike o una Trek sino un objeto que nos define como persona?

10.- La única reflexión real y consciente frente a una opción de compra o uso de un servicio radica en ver si los beneficios que se obtendrán colocarán a la persona en una mejor posición en el futuro que hoy. Y esa posición está relacionada con la felicidad y la felicidad es una emoción.

11.- Las emociones buscan soportes racionales como la conveniencia, la accesibilidad y la oportunidad para justificarse. Por lo menos son los argumentos que usa mi mujer cada vez que regresa de Falabella.

12.- Por qué pagar más por Lan que por Taca, por qué más por Mac que por Vaio, por qué más por Subaru que por Toyota... denme una respuesta racional.

¡No se vale la Neurociencia ni el Psicoanálisis!

No hay comentarios: